jueves, 22 de enero de 2015

Eligiendo su Vivienda.

Todo lo que necesita saber sobre comprar una vivienda.


A la hora de elegir su vivienda deberá tener en cuenta los siguientes aspectos:

¿QUÉ ESTOY BUSCANDO?


La primera cuestión que debemos decidir es si pretendemos adquirir o alquilar una vivienda. Para ello debemos valorar diferentes factores entre los que se encuentran:


  •  Nuestra situación laboral
  •  Nuestra capacidad económica
  •  El arraigo que tengamos en la ciudad

Además tendremos que decidir las características y condiciones que debe reunir la vivienda que queremos. Éstas harán referencia tanto a la propia vivienda como a nuestras necesidades personales.

ZONA DONDE SE DESEA VIVIR


Accesos y comunicaciones con el resto de la ciudad, con los centros comerciales y con el trabajo.
Servicios y dotaciones de la zona: guarderías, colegios, institutos, zonas verdes, instalaciones deportivas, tiendas, mercados, centros sanitarios, etc.
Orientaciones, ruido, iluminación, soleamiento, ventilación etc.

NECESIDADES DE SUPERFICIE


Será la cantidad de metros cuadrados que necesitamos. Esto dependerá del tamaño de la familia o de las expectativas futuras, y de los requerimientos que pidamos a la vivienda. Dentro de este aspecto habrá que valorar: Número de dormitorios y de cuartos de baño, distribución de la vivienda, armarios empotrados, etc.

CARACTERÍSTICAS DE LA PROMOCIÓN


Servicios y dotaciones del edificio o de la promoción: ascensor, Gas, Calefacción, Antena Parabólica, Telefonía, Garaje, Trastero, Piscina, Jardín ...

POSIBILIDADES ECONÓMICAS

Cuanto dinero nos podemos gastar en una vivienda
Cuanto dinero nos podemos gastar en una vivienda


Cuánto nos podemos gastar, aunque esto puede estar sujeto a muchas variables.


  •  Dinero efectivo disponible
  •  Nivel y seguridad de los ingresos
  •  Posibilidad de financiación.


¿Qué tipo de vivienda?

Una de las decisiones más importantes que debemos tomar es el tipo de vivienda que queremos, puesto que de esto dependerán cosas tan importantes como el ambiente en el que viviremos, la forma de pago, posibles ayudas estatales, limitaciones a la venta y al precio al que la podamos vender o alquilar. Así podemos clasificar los tipos de vivienda atendiendo a diferentes

ATENDIENDO A LAS CARACTERÍSTICAS PROPIAS DE LA VIVIENDA


En este grupo incluiremos una serie de factores que responderán tanto al tipo de vivienda en sí, como al momento en que se produce la compra, es decir, si se trata de una vivienda nueva (ya sea totalmente terminada, en construcción o sobre plano), o, por el contrario, se trata de una vivienda de segunda mano.

  • Vivienda Unifamiliar


Cuando en cada parcela se edifica una sola vivienda. Esta puede ser tanto aislada (cuando ninguna de sus fachadas toca a otra edificación) como adosada (cuando al menos una pared toca con otra vivienda), en este último caso puede también tener una parte de la superficie de la parcela compartida como elementos comunes


  • Vivienda colectiva


Cuando en cada parcela se edifica más de una vivienda, es decir, cuando la vivienda pertenece a un edificio.

ATENDIENDO A SU PROMOTOR Y A SU VENTA


Podemos distinguir dos grandes grupos:


  • Vivienda Libre


Cuando es un promotor privado, una Comunidad de Propietarios o una Cooperativa, sin acogerse a ninguna normativa de protección. No hay límites en cuanto al precio de venta, ni en cuanto a quién puede acceder a ella, ni a la libertad de venderla o alquilarla. Como contrapartida, no reciben ayuda por parte de los entes públicos.


  • Vivienda Protegida


Cuando gozan de una serie de beneficios otorgados por las distintas Administraciones Públicas y por tanto están sujetas a una serie de condicionantes en los que se marcan las características de las viviendas, de las personas que pueden acceder a ellas y de las ayudas económicas que se pueden conceder. Están limitadas en cuanto a su precio de compra, así como a su precio posterior de venta o alquiler. El incumplimiento de estos límites puede acarrear sanciones administrativas, tales como la devolución de las ayudas recibidas.

Según quién sea el promotor, pueden ser:


  • Promoción Pública


Cuando es la Administración la que promueve las viviendas para un determinado sector de la población. Un ejemplo es el Plan Primera Vivienda que realiza el Ayuntamiento de Madrid a través de la Empresa Municipal de la Vivienda (E.M.V.)


  • Promoción Privada


Cuando es un promotor privado, una Comunidad de Propietarios o una Cooperativa la que construye con la ayuda de un ente público.

Habiendo considerado todas las opciones anteriores, tendremos la vivienda que responde a todas nuestras necesidades y deseos, es decir habremos alcanzado el verdadero objetivo de nuestra búsqueda.


¿Dónde podemos buscar?

Una vez que ya sabemos QUÉ buscamos, necesitamos saber DÓNDE buscar.

Las posibilidades que tenemos son varias, y las podemos dividir en dos grandes grupos:


  • Dedicarnos nosotros mismos a buscar. Para ello utilizaremos la prensa especializada, recorreremos la zona elegida o consultaremos servicios de información municipal de información inmobiliaria como por ejemplo el servicio municipal Madrid Ventana Joven. 



  • Encomendar la búsqueda a un profesional para ver si en su cartera de inmuebles tiene algo que coincida con lo que buscamos. Sería conveniente dirigirnos para este fin a un profesional que nos transmita confianza, como puede ser el Agente de la Propiedad Inmobiliaria (API).



¿Debemos Saber que...?

Para poder tomar una decisión final, la parte más importante es la visita de la vivienda . Si se trata de una vivienda de segunda mano, no debemos olvidar comprobar el estado de conservación general de la misma, así como el correcto funcionamiento de las instalaciones (gas, electricidad, calefacción, fontanería, ascensor, etc.). Si es necesario realizaremos todas las visitas que creamos oportunas.

Nos interesa saber cuáles son los documentos que acreditan la existencia y legalidad de una vivienda, ya que son los , ya que son parte integrante de la "vida" de nuestra casa y, por tanto, debemos conocerlos.


  • Cédula o consulta urbanística: La expide el Ayuntamiento y asegura la legalidad de la construcción y su adecuación al plan urbanístico. Hace referencia a la licencia de obras, al proyecto y, en su caso, al certificado de primera ocupación.



  • Cédula catastral: Es una certificación del Ayuntamiento donde se recoge su valor a efectos del catastro y revela la condición de vivienda.



  • Licencia de primera ocupación: Se trata de un documento administrativo que expide el Ayuntamiento de Madrid. Es necesario y previo a la primera ocupación de la vivienda, y acredita la idoneidad del inmueble para el destino que se pretende.



  • Libro del edificio: En las viviendas nuevas, en el momento de formalizar la escritura pública de compraventa. El promotor deberá entregarnos el Libro del Edificio en el que se recoge el proyecto de la obra con las modificaciones realizadas, el acta de recepción de la obra, la relación de los agentes que han intervenido en el proceso de edificación y las instrucciones de uso y mantenimiento del edificio y sus instalaciones.


Conviene hacer una aclaración sobre el término superficie . Así distinguiremos entre:


  • Superficie útil: Es la suma de los espacios interiores de la vivienda, descontando los tabiques, muros, conductos de instalaciones, etc. es la que pisamos, y es la registralmente vinculante.



  • Superficie construida: Es la superficie total incluyendo todos los elementos de la vivienda (muros, tabiques, instalaciones, etc.). Si estamos hablando de un bloque de viviendas, esta superficie incluirá la parte proporcional de comunes, es decir lo que le correspondería a la vivienda como parte proporcional de portal, escaleras, patios, etc.


Otro tema importante es el del garaje y trasteros , ya que puede presentar dos situaciones diferentes respecto de la vivienda:


  • Anexos a la vivienda: En estos casos el garaje y/o trastero son inseparables de la vivienda, constituyendo una única finca registral, de tal forma que el propietario de la vivienda lo es también del garaje y/o trastero, sin que pueda venderlos de forma independiente.



  • Ser fincas independientes de la vivienda: Cada uno de estos inmuebles (vivienda, garaje y trastero) constituye una finca independiente, tiene cada una su referencia registral y puede adquirirse una, dos o las tres fincas, pudiendo venderlas cada una de ellas por separado.


La forma de saber si son o no anejos es viendo la escritura pública de compraventa de estas fincas. Si son anejos figurarán siempre en la misma escritura y recogerá una sola cuota de participación en los elementos comunes de la comunidad para todos estos elementos. Todos estos inmuebles constituirán una sola finca registral.

Si por el contrario son fincas independientes, tendrá cada una su cuota de participación en los elementos comunes y puede existir una escritura para todas ellas o constar la venta en escrituras independientes. Cada finca independiente tendrá su referencia registral.

Es importante saber en todo momento de qué tipo de superficie estamos hablando (útil o construida), ya que habitualmente, estos conceptos pueden dar lugar a confusiones.

Trámites previos


Una vez que hemos encontrado la vivienda que encaja con todas nuestras necesidades, y como paso previo a realizar la compra, deberemos recopilar una serie de informaciones que nos proporcionará la situación legal y financiera del inmueble.

Estos trámites previos deben considerarse desde el punto de vista de la cautela personal.

Si nos decidimos por una VIVIENDA DE SEGUNDA MANO , los trámites previos se pueden resumir en:


  • Información Registral: Sirve para comprobar que el vendedor es efectivamente el propietario de la vivienda, y para ver si esta se encuentra gravada con hipotecas o con algún otro derecho (anotaciones de demanda, de embargo, derecho de usufructo, arrendamientos, embargos preventivos, etc.).


Esta información podemos solicitarla a través de Nota Simple o de Certificación Registral. La diferencia entre ambas radica en la finalidad de cada una. La Nota simple es informativa y no tiene validez como documento probatorio, y su precio es inferior a la Certificación. Esta última será la que nos pedirá el Notario para realizar la escritura pública de compraventa.

Para solicitar esta información es suficiente con rellenar un impreso en el Registro de la Propiedad.


  • Comunidad de Propietarios: Se exige que el vendedor aporte, en el momento de la firma de la escritura pública en el Notario, un Certificado expedido por el Presidente de la Comunidad de Propietarios que certifique que la vivienda está al corriente en el pago de las cuotas o en caso contrario el importe de las deudas que tiene con ésta.


Este Certificado puede sustituirse, si lo autoriza el comprador, por una declaración del vendedor manifestando si la vivienda está al corriente de pago o tiene deudas, así como su importe.

Debe quedar claro que si se compra el piso y existen deudas, será el comprador el que deba abonarlas, quedando afecta al pago la propia vivienda.


  • De carácter municipal: También conviene pasar por el ayuntamiento para informarnos sobre los tributos de carácter municipal que agravan la vivienda, sobre todo del impuesto de Bienes inmuebles (IBI, antes Contribución Urbana). Este último impuesto pesa sobre la vivienda, con independencia de quien sea su titular.


Si por el contrario lo que queremos comprar es una VIVIENDA NUEVA O EN CONSTRUCCIÓN , previamente debemos solicitar del promotor las siguientes informaciones:


  • Sus datos de inscripción en el Registro Mercantil
  • Planos generales y detallados de la vivienda
  • Memoria de calidades
  • Instrucciones sobre el uso y conservación de las instalaciones
  • Datos de la inscripción de la vivienda en el registro
  • Precio total y forma de pago
  • La ley contempla la protección del comprador en lo referente a las cantidades entregadas a cuenta en el proceso de construcción de la vivienda. El promotor debe avalar estas cantidades, ya que está obligado a suscribir un seguro y depositarlas en cuenta bancaria separada del resto de fondos del promotor.


La ocupación efectiva de la vivienda debe ser posterior a la licencia de Primera Ocupación . Ésta debe ser aportada por el promotor cuando la vivienda este terminada.

En las viviendas nuevas, la publicidad tiene carácter contractual, por lo que conviene conservar los anuncios y folletos de la promoción, ya que debe cumplirse todo lo ofertado.



Documento de compraventa




Se trata de un documento mediante el cual el vendedor se obliga a entregar el inmueble y su propiedad y el comprador a pagar un precio. El contenido de este contrato es el siguiente:


  • Las partes contratantes: El comprador y el vendedor 
  • El objetivo del contrato: El inmueble, es decir lo que se quiere vender. Debe describirse claramente para evitar ambigüedades, expresando si son posible sus datos registrales.
  • El precio: La cantidad de dinero que se paga por la vivienda. El pago puede realizarse en el momento de la firma del contrato o en el acto de la firma de la escritura pública. 


En muchas ocasiones hemos oído hablar, antes de formalizar la escritura pública de compraventa, se realiza entre las partes un contrato privado en el que el comprador entrega al vendedor una cantidad de dinero que luego será descontada del precio final. Esta cantidad de dinero de dinero se entrega en concepto de ARRAS, y tiene por objeto asegurar el cumplimiento del contrato por ambas partes con el fin de llegar a elevar a escritura pública el contrato privado de compraventa.

Podemos establecer dos tipos de arras:


  • Arras Penitenciales : Se consideran una multa que se impone a la parte que desiste de forma arbitraria del contrato, es decir, si se firma el contrato privado de compraventa y se entrega una cantidad en este concepto, cualquiera de las partes puede echarse atrás, pero pierde lo entregado si es el comprador o debe devolver el doble de lo recibido si desiste el vendedor.
  • Arras Confirmatorias : Si la cantidad entregada lo es en este concepto, no podemos resolver el contrato, de forma que el comprador pueda obligar judicialmente al vendedor a que no entregue la vivienda cumpliendo el contrato o éste obligar judicialmente al comprador a que le pague el precio.

Escritura Pública de Compraventa:


Es el documento de compraventa que se realiza ante un Notario y permitirá inscribir la transmisión de la vivienda en el Registro de la Proiedad , en el que constará como nuevo propietario de la vivienda el comprador de la misma, disponiendo éste a partir de este momento de la protección frente a terceros que nos ofrece la inscripción registral.

Ademas del precio de la vivienda, existe una serie de impuestos y gastos que no forman parte de este pero que es preciso satisfacer. Éstos, generalmente no se pueden incluir en la financiación hipotecaria, por lo que es preciso cuantificarlos y tenerlos presentes antes de decidirnos a comprar. Serán diferentes según sea una vivienda nueva o de segunda mano.

 IMPUESTOS QUE AFECTAN SOLO A LA COMPRA DE VIVIENDA NUEVA


  • I.V.A: Impuesto sobre el Valor Añadido, grava la venta de viviendas cuando el vendedor es un empresario. Cuánto: 7% del valor de la vivienda ( en V.P.O. se aplica un Régimen Especial del 4%). Es el comprador quien abona el I.V.A al promotor en el momento de efectuar los pagos. Sólo se paga cuando se compra una vivienda nueva, en posteriores transmisiones se paga el I.T.P


  • I.A.J.D.: Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados. Es el impuesto que se paga siempre que se suscribe un documento notarial, inscribible y con cuantía económica. Lo paga el comprador a la Comunidad autónoma en el momento de la firma del contrato de compra, y asciende a:


  • Valor escriturado del precio de la vivienda inferior a 120.202...................0,4%


  • Valor escriturado del precio de la vivienda entre 120.202  y 180.304......0,5%


  • Valor escriturado del precio de la vivienda superior a 180.340.................1% 


IMPUESTOS QUE AFECTAN SOLO A LA COMPRA DE VIVIENDA DE SEGUNDAMANO


  • I.T.P.: Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Es el impuesto que se paga cuando el vendedor es un particular. Supone el 7% del valor de la vivienda. Lo paga el comprador a Hacienda en el momento de la firma del contrato de compra.

GASTOS QUE AFECTAN A CUALQUIER COMPRA DE VIVIENDA



  • Notario: Fedatario público que interviene para que el documento de compra pueda ser inscrito en el registro de la propiedad. Cuánto: Depende del valor de la vivienda, conforme a la siguiente escala:



  1. Si el valor es inferior a 6.010,12   90,15 l
  2. Por el exceso entre 6.010,13   y 30.050,6   0,45%
  3. Por el exceso entre 30.050,61   y 60.101,21   0,15%
  4. Por el exceso entre 60.101,22   y 150.253,03   0,1%
  5. Por el exceso entre 150.253,03   y 601.012,1   0,05%
  6. Por lo que excede de 601.012,11   0,03%

También puede facturar la utilización de papel sellado del Estado y la emisión de copias. Si bien puede ser objeto de negociación, lo normal es que todos los gastos notariales los pague el comprador.


  • Registrador de la Propiedad : Pago por la intervención de este para su inscripción en el registro. Lo paga el comprador al registrador en el momento de la inscripción


La cuantía depende del valor de la vivienda, conforme a la siguiente escala:


  1. Si el valor es inferior a 6.010,12   24,04 
  2. Por el exceso entre 6.010,13   y 30.050,6   0,175%
  3. Por el exceso entre 30.050,61   y 60.101,21   0,125%
  4. Por el exceso entre 60.101,22   y 150.253,03   0,075%
  5. Por el exceso entre 150.253,03   y 601.012,1   0,03%
  6. Por lo que excede de 601.012,11   0,02%
  7. Por cada asiento de presentación 6,01



  • Impuesto Sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, generalmente se conoce como Plusvalía . Es un impuesto municipal que grava la revalorización de la vivienda desde la última compraventa. Su calculo se realiza teniendo en cuenta el valor catastral del suelo y la fecha en la que la vivienda fue adquirida por el vendedor. Según la ley lo paga el vendedor al ayuntamiento en un plazo de 30 días desde la venta. Con el fin de evitar problemas de interpretación, es aconsejable que en el contrato de compraventa recoja expresamente si lo paga el comprador o el vendedor.


La suma total de los impuestos y gastos que puede suponer la compra de una vivienda podemos estimarlos entre un 8 y un 10% del precio de venta.

La financiación


La solicitud de un préstamo hipotecario , es necesaria si no disponemos de la totalidad del importe de la compra para hacerlo efectivo a la firma de la escritura ante notario.

Es aconsejable que solicitemos información sobre las condiciones y características del préstamo hipotecario en diversas entidades. Normalmente nos facilitarán un folleto orientativo en el que tiene que figurar además de los datos relativos al préstamo, los gastos preparatorios de la operación aunque el crédito no llegue a otorgarse. Hay una serie de datos que es esencial que conozcamos antes de solicitar el préstamo


  • Cuantía máxima (principal) y plazo total de duración del préstamo, así como la periodicidad de los pagos y la cuota.



  • Si el tipo de interés es fijo o variable, y los plazos de revisión del mismo. Además, en el primer caso, el tipo de interés nominal anual, y en el segundo el margen sobre el índice de referencia.


El importe que los bancos conceden de préstamo hipotecario suele oscilar entre el 80% y el 85% del valor de la vivienda. Es aconsejable que el pago de un préstamo no supere el 35% de tus ingresos.


  • Todos los posibles gastos que la operación nos origine: comisiones de apertura, amortización anticipada (parcial y total) coste de la tasación del inmueble, honorarios de los profesionales que intervienen en la operación, impuestos y aranceles.


Si aceptamos la oferta, se formalizará el préstamo hipotecario en escritura pública y el notario comprobará que no existen discrepancias entre las condiciones financieras de la oferta vinculante y las cláusulas financieras del documento contractual.

Tenemos derecho a examinar el proyecto de escritura pública en el despacho del notario al menos en los tres días hábiles anteriores a su otorgamiento.

Si escogemos el tipo de interés fijo , éste permanece inalterable a lo largo de toda la vida del préstamo, de modo que si la evolución del mercado tiende al alza, estamos protegidos de esta subida, pero si tiende a la baja, no podremos beneficiarnos de ésta.

Si nos decidimos por el interés variable , las modificaciones que sufrirá el préstamo hasta su amortización total, se calcularán en función de un índice de referencia que sirve para determinar el tipo de interés aplicable a cada periodo anual (MIBOR, CECA, hipotecario, etc).

Debemos saber que el TAE, Tasa Anual Equivalente, representa el coste efectivo de una operación de préstamo.

No debemos dejarnos impresionar por ofertas llamativas, exigiendo la entrega de las condiciones ofertadas por escrito y prestando especial atención a los criterios de revisión del tipo de interés.

La Comisión por Amortización Anticipada, se calculará en los préstamos hipotecarios a interés variable sobre el capital pendiente de amortizar y no podrá ser superior al 1%.

Podemos elegir a todos los profesionales que intervienen en las operaciones de préstamo, ya sea notario, gestor, etc. También si nos proponen la contratación de algún seguro, éste podemos gestionarlo libremente con la compañía aseguradora que elijamos.

La financiación para la compra de una vivienda podemos conseguirla de varias maneras:

Subrogación o novación: Si la vivienda que vamos a comprar, ya sea nueva o de segunda mano, ya tiene constituida una hipoteca a un interés superior a los actuales del mercado, y desea modificarlo, la ley le ofrece dos posibilidades:

-. Subrogación que permite cambiar la entidad financiera acreedora del préstamo por otra que nos ofrezca mejores condiciones.

-. Novación que nos posibilita a renegociar el crédito con la misma entidad financiera acreedora para mejorar las condiciones del mismo.

La subrogación y la novación están exentas del impuesto de actos jurídicos documentados, y los gastos que supone amortizar o cancelar anticipadamente el préstamo se reduce al 1%.

En estas operaciones tendremos que asumir los gastos derivados de las comisiones pactadas con la entidad crediticia, así como las registrales y notariales.

Constituir una nueva hipoteca , bien porque la vivienda no tenga ninguna constituida, bien porque no queramos subrogarnos y se cancele. Para ello valoraremos y compararemos las diferentes ofertas eligiendo aquella que nos resulte más ventajosa.

Una vez concedido el préstamo, la entidad financiera nos formulará una oferta por escrito, cuyo plazo de validez no será inferior a diez días hábiles desde la fecha de la entrega. Esta oferta debe contener: Capital del préstamo,amortización,intereses ordinarios, comisiones y gastos que debemos asumir, intereses de demora.

Fuente: Ayuntamiento de Madrid, Concejalía Delegada de Vivienda.

miércoles, 21 de enero de 2015

Como formalizar un crédito

Como formalizar un crédito
Como formalizar un crédito 

Factores:


  • Importe del préstamo
  • Periodo de devolución
  • Moneda del préstamo
  • Condiciones adicionales
  • Importe del préstamo


Para calcular cuánto ha de pedir, tiene que definir sus necesidades de dinero y asegurarse de que puede endeudarse hasta esa cantidad, teniendo en cuenta todos los gastos de la contratación del préstamo y sus ingresos presentes y futuros, así como el grado de seguridad de los mismos (lo que está muy relacionado con su situación de empleo).

Las entidades de crédito le pondrán un límite al importe que están dispuestas a concederle, dependiendo básicamente de su solvencia económica (nómina, otros ingresos, patrimonio…), de la aportación de garantías adicionales (avales), del destino del crédito (gastos, inversiones en valores…), de su política de riesgos.

Periodo de devolución

Aunque usted y la entidad pueden pactar libremente el plazo, la duración de los préstamos personales suele ser muy inferior a la de los hipotecarios,  y depende, entre otros factores, de lo que se vaya a comprar y de la cantidad que ha pedido.

A la hora de elegir, lo primero que usted tiene que considerar es que cuanto más largo sea el plazo, sin variar las demás condiciones del préstamo, las cuotas periódicas que ha de pagar serán más bajas. Sin embargo, la reducción de las cuotas es siempre inferior, en proporción, al incremento del plazo, ya que los intereses totales son mayores.

Además, si usted contrata un préstamo a tipo de interés variable (o en moneda extranjera, si bien los préstamos personales en moneda distinta del euro son raros), debe saber que cuanto más largo sea el plazo, mayores son las posibilidades de que suban los tipos de interés o tipo de cambio y, por tanto, los riesgos de que tenga que pagar cuotas superiores en el futuro son también mayores.

En la práctica, el plazo del préstamo puede acortarse si  esa posibilidad se recoge en el contrato o si usted consigue llegar a un acuerdo con la entidad.

Moneda del préstamo

Lo habitual es que si usted contrata un préstamo personal lo haga en la misma moneda en que obtiene sus ingresos, normalmente en euros.

Sin embargo, cabe la posibilidad de que usted contrate un préstamo en moneda extranjera. En ese caso, sea prudente, ya que sus cuotas oscilarán en función del tipo de cambio de la divisa en cuestión, que puede llegar a tener variaciones muy bruscas a lo largo del tiempo. Eso quiere decir que si esa moneda extranjera sube respecto al euro, sus cuotas en euros se incrementarán en la misma medida. Usted debe ser consciente de este riesgo y decidir si vale la pena asumirlo.

préstamo personal
Préstamo personal
Por lo general, esos préstamos en divisas tienen un tipo de interés menor, pero hay que valorar si ese beneficio compensa el riesgo y ser consciente de que un tipo de interés más bajo en moneda extranjera no significa necesariamente que, a la larga, el préstamo vaya a salir más barato.

Condiciones adicionales

Además de las características financieras de las distintas ofertas, usted debería comparar y valorar la conveniencia de aceptar  la contratación de otros productos que la entidad le podría pedir ofreciéndole a cambio un tipo de interés más bajo, como por ejemplo:


  • Domiciliación de nóminas y recibos.
  • Contratación de seguros  (para devolver la deuda en caso de fallecimiento, desempleo o incapacidad permanente).
  • Garantías adicionales (que alguien avale la operación).
  • Contratación de tarjetas, planes de pensiones, etc.


Fuente: Banco de España

martes, 6 de enero de 2015

Créditos y préstamos privados


Créditos y préstamos privados
Créditos y préstamos privados
Es bien sabido que por estos días, la situación económica y financiera de cualquier ciudadano europeo difícilmente goza de estabilidad. Son muchos los estudios que respaldan lo anteriormente mencionado.

Precisamente uno de estos estudios, realizado por la Comisión de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Unión Europea, expresa que, en nuestro país, uno de cada tres españoles no dispone de los ingresos suficientes para afrontar los gastos cotidianos.

Las consecuencias de la crisis no dejan de hacerse notar y nadie está exento de las mismas. Si usted es una de estas personas que ve como con el paso de los días aumentan sus problemas para asumir un endeudamiento que no para de crecer y nota cómo cada vez se hace más difícil llegar a fin de mes, seguramente se estará cuestionando qué podrá hacer al respecto.

Los expertos en la materia aseguran que un plan apropiado de reunificación de deudas puede ayudar en un modo considerable a remediar esta situación por al menos unos meses. Tener una sola cuota que cubrir al mes, con buenas condiciones de pago y requerimientos a disposición de cualquier ciudadano es algo no tan difícil de encontrar.

Importantes consultoras aseguran que la mayoría de las personas se encuentran bajo una situación económica delicada, y pueden encontrar un respiro dentro del plan de créditos personales de empresas de confianza en el mercado.

Sólo se requiere para la entrega de los créditos personales, una escritura de propiedad de un inmueble, lo que hará que se llegue a un acuerdo de modo rápido y sencillo. Otro de los grandes beneficios que distingue a los prestamos hipotecarios obtenidos fuera de la red nacional de bancos es el logro del efectivo total sin la necesidad de demostrar la ausencia de embargos o deudas.

martes, 16 de diciembre de 2014

Prestamos hipotecarios al servicio de los jubilados

Prestamos hipotecarios
Prestamos hipotecarios
Uno de los últimos relevamientos realizados por el Instituto Nacional de Estadística, indica que, en nuestro país, existen aproximadamente 7,5 millones de personas que superan la edad jubilatoria.

Bien sabido es que, independientemente de la edad y del sector social al que pertenezcan, los españoles en su conjunto se encuentran atravesando una situación económica delicada, que genera muchísimos problemas a la hora de afrontar los gastos del hogar o las necesidades en materia de salud, entre otros aspectos.

Ahora bien, si debemos hablar de un sector vulnerable por excelencia, es el de nuestros ancianos.

Los problemas a los que ellos se deben enfrentar, si bien no difieren demasiados a los del resto de los ciudadanos, los encuentran más vulnerables.

Ante este desalentador panorama, se han abierto caminos en el mercado que ofrecen un servicio muy competente: los prestamos hipotecarios para jubilados. Este producto tiene como objetivo principal buscar la solución a los problemas económicos por los que atraviesan en España un porcentaje importante de la población como lo son nuestros ancianos, para poder de este modo aumentar su calidad de vida y las perspectivas económicas de un sector de la sociedad que crece cada día, con muy pocas alternativas que les permiten incrementar sus ingresos.

Desde estas iniciativas precursoras en España en relación a los prestamos hipotecarios para jubilados, se garantiza el otorgamiento de un préstamo que será diseñado de manera personalizada para este sector de la sociedad.

Quien solicite el servicio de los prestamos hipotecarios, sólo debe avalarlo por medio de su propiedad y así conseguirlo de un modo rápido y a cambio de abonar los intereses correspondientes.